Hacer todas las cosas para la gloria de Dios

4 de febrero, 2018
Arzobispo Pablo S. Coakley

¡Usted es una bendición para la Iglesia en el centro y oeste de Oklahoma!

Una parroquia fuerte, una comunidad fuerte y un fuerte compromiso de fe personal contribuyen a una Archidiócesis fuerte. Su apoyo a la Campaña Anual Católica 2018 puede fortalecer la Iglesia mientras viajamos juntos como discípulos misioneros.

El tema de la Campaña de este año es "Hacer todas las cosas para la gloria de Dios". Al hacer un compromiso financiero con la Campaña Anual Católica, usted expresa su fe en la bondad de Dios al compartir los dones que Dios le dio para su Gloria. Ser católico significa mirar más allá de nosotros mismos y compartir las alegrías y las cargas de nuestros hermanos y hermanas necesitados.

La Campaña Anual Católica apoya nuestros ministerios arquidiocesanos vitales que sirven a todos los hogares y familias católicas en ciudades y pueblos grandes y pequeños en el centro y oeste de Oklahoma.

Cada año, la Arquidiócesis realiza la Campaña Anual Católica para apoyar la Pastoral Juvenil, de Jóvenes Adultos y Universitarios, la Educación de Vocaciones y Seminaristas, la Formación para la Evangelización y el Discipulado, la Educación Religiosa y las Escuelas Católicas, la Formación del Clero, el Matrimonio y la Vida Familiar, los esfuerzos de Respeto a la Vida y la financiación para el Ministerio hispano local y la misión en Santiago Atitlán, Guatemala.

Los invito a que se unan a mí en nuestra misión de amar el servicio a Dios y a nuestro prójimo al considerar una promesa. Las bendiciones se multiplican cuando todos trabajamos juntos y necesitamos su participación para alcanzar nuestro objetivo de $ 3,6 millones. A través de un compromiso con la Campaña, usted ayuda a construir la Iglesia en nuestra Arquidiócesis y promueve la misión de Cristo de "Hacer todas las cosas para la gloria de Dios".

Responda con la tarjeta y el sobre adjuntos o vaya en línea a archokc.org/appeal para hacer su compromiso. Ore por el éxito de la Campaña Anual Católica de este año. Recuerde también que cada donación toca la vida de otros. Cada donación es importante.

Oro para que la esperanza y la promesa de este Año Nuevo le traigan abundante alegría y bendición.

Sinceramente suyo en Cristo,
 

Su Excia. Rvma. Mons. Paul S. Coakley, S.T.L., D.D.
Arzobispo de Oklahoma City