• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

Rebuilding lives in the wake of Super-typhoon Haiyan

Since joining the board of Catholic Relief Services two years ago I have made three visits to various CRS project sites around the world.  It has been an extraordinary blessing to witness the good work being done worldwide on behalf of Catholics in the United States.  While many noble efforts are carried out in the name of individual Catholics and local communities, CRS is the official humanitarian development and relief agency of the United States Conference of Catholic Bishops. 

My visit in early February to the Philippines was the first time I had seen CRS in action in one of its signature program areas, emergency response.  This visit came in the wake of the November Super-typhoon Haiyan or Yolanda, as it is called locally.  Three months after the devastating storm raked across the island nation, I participated in a delegation that included, among others, Dr. Carolyn Woo, president and CEO of CRS, and Archbishop Joseph Kurtz, president of the USCCB.  Our delegation spent time with local CRS staff, local Church officials and international Caritas partners who have been on the frontlines of the disaster response in Tacloban and Palo on the island of Leyte, where we spent a considerable portion of our time. 

Read more...

Reconstruyendo vidas despues del Súper-Tifón Haiyan

Nota del Traductor: Catholic Relief Sevices, CRS por sus siglas en inglés, se traduce como Servicios de Auxilio Católico, una agencia internacional humanitaria fundada por los Católicos de los Estados Unidos.

Desde mi incorporación a la Junta de Catholic Relief Services hace dos años he hecho tres visitas a diversos lugares con proyectos de CRS en todo el mundo. Ha sido una bendición extraordinaria ser testigo de la buena labor que se realiza en todo el mundo en nombre de los católicos en los Estados Unidos. Mientras que muchos nobles esfuerzos se llevan a cabo en nombre de católicos individuales y comunidades locales, CRS es la agencia de desarrollo humanitario y auxilio de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

Mi visita a principios de febrero a las Filipinas fue la primera vez que había visto CRS en acción en uno de sus programas claves, respondiendo a emergencias. Esta visita se produjo a raíz del Súper-Tifón Haiyan, o Yolanda como es llamado localmente, ocurrido el pasado noviembre. Tres meses después de la devastadora tormenta que destruyó la nación/isla, participé en una delegación que incluyó entre otros a la Dra. Carolyn Woo, Presidenta y Ejecutiva Principal de CRS, el Arzobispo Joseph Kurtz, Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos. Nuestra delegación pasó un tiempo con el personal local de CRS, los dirigentes de la Iglesia local y los socios internacionales de Caritas que han estado en la vanguardia de la respuesta al desastre en Tacloban y Palo en la isla de Leyte, donde pasamos una gran parte de nuestro tiempo.

Read more...

Whatever calendar we use, all time belongs to Christ

The liturgical year begins on the First Sunday of Advent. The new year based on the solar calendar begins on Jan. 1.  The lunar new year begins with the TET celebration.  Recently, Archbishop Paul Coakley celebrated TET at Masses with two Vietnamese communities in Oklahoma City: on Feb. 1 at Saint Andrew Dung Lac parish and on Feb. 2 at the Cathedral of Our Lady of Perpetual Help.  The following is the text of the archbishop’s homily for the TET celebration at Saint Andrew Dung Lac parish.

It is a great pleasure to be with you to celebrate the TET holiday again this year.  It is such a joy to share in this beautiful celebration of our Catholic faith expressed in and through the richness of the Vietnamese culture.  I am very happy to wish you and your families all of the blessings and prosperity that God can bestow upon you in this New Year!

Read more...

Sea cual sea el calendario que usemos, todo el tiempo pertenece a Cristo

El año litúrgico comienza el primer domingo de Adviento. El año nuevo según el calendario solar comienza el 1 de enero. El año nuevo lunar comienza con la celebración TÈT. Recientemente el Arzobispo Coakley celebró TÈT en las Misas con dos comunidades vietnamitas en Oklahoma City: el 31 de enero en la parroquia San Andrés Dung Lac y el 1 de febrero en la Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. El siguiente es el texto de la homilía del Arzobispo para la celebración TÈT en la parroquia San Andrés Dung Lac.

Es un gran placer estar con ustedes para celebrar la fiesta del Tét de nuevo este año. Es una alegría compartir en esta hermosa celebración de nuestra fe católica expresada en ya través de la riqueza de la cultura vietnamita. ¡Estoy muy feliz de desearles a ustedes y a sus familias todas las bendiciones y prosperidad que Dios pueda derramar sobre ustedes en este nuevo año!

Read more...

Six days in the Holy Land with CRS

When I accepted my appointment to serve as Chair of the Catholic Relief Services Board of Directors, I recognized the importance of providing occasional reports to the people of the Archdiocese regarding these duties, especially when they take me abroad on CRS work.  CRS carries out the commitment of the U.S. bishops on behalf of Catholics in the United States to assist the poor and vulnerable oversees.  From this perspective, I act as your ambassador to demonstrate our solidarity and support for our suffering brothers and sisters in more than 90 countries around the world. 

Many of the places where CRS serves are hard to access and life in those places is often unpredictable.  My recent trip as part of a small CRS delegation to the Middle East demonstrated this reality in spades.  Shortly before our scheduled departure to Lebanon we were advised to forgo this stop because of current security issues in that country.  As I was departing from Oklahoma City to begin the abbreviated itinerary in Jordan, mechanical problems caused a travel complication which eliminated that part of the itinerary as well, at least for me. That left the Holy Land. 

Read more...

Seis Días en Tierra Santa con CRS

Nota del Traductor: Catholic Relief Sevices, CRS por sus siglas en inglés, se traduce como Servicios de Auxilio Católico, una agencia internacional humanitaria fundada por los Católicos de los Estados Unidos.

Cuando acepté mi nombramiento para ocupar la Dirección General de la Junta de Directores de Catholic Relief Services, reconocí la importancia de proporcionar informes ocasionales al pueblo de la Arquidiócesis con respecto a estas responsabilidades, sobre todo cuando me llevan al extranjero por asuntos de CRS. CRS lleva a cabo el compromiso de los obispos de Estados Unidos en nombre de los católicos en los Estados Unidos para ayudar a los pobres y vulnerables en el extranjeros. Desde esta perspectiva, actúo como su embajador para demostrar nuestra solidaridad y apoyo a nuestros hermanos y hermanas que sufren en más de 90 países alrededor del mundo.

Muchos de los lugares servidos por CRS son de difícil acceso y la vida en esos lugares es a menudo impredecible. Mi reciente viaje como parte de una pequeña delegación de CRS al Medio Oriente demuestra esta realidad con creces. Poco antes de nuestra salida programada para el Líbano nos aconsejaron renunciar a esta parada debido a los problemas de seguridad actuales en ese país. Al salir de Oklahoma City para comenzar el itinerario abreviado en Jordania, problemas mecánicos causaron una complicación en el viaje que eliminó esa parte del itinerario, así, al menos para mí. Eso dejó a la Tierra Santa.

Read more...

Catholic Schools: Communities of faith, knowledge and service

I love our Catholic Schools.  They make me very proud of this archdiocese.   Every year, I look forward to the opportunity to visit each of our schools.  In this issue of the Sooner Catholic, we want to share some of the reasons why we are so proud of our schools.  In anticipation of Catholic Schools Week (Jan. 26 through Feb. 1), you will find a special insert in the following pages celebrating our Catholic schools as communities of faith, knowledge and service.  This annual observance provides an opportunity to affirm, to promote and to renew our commitment to the important mission of Catholic education.

The Church in the United States is blessed with the strongest networks of Catholic schools anywhere in the world.  In addition to the many fine schools founded and staffed by religious congregations, our system of parish schools in archdioceses and dioceses across the country is without equal. 

Read more...

Escuelas Católicas: Comunidades de fe, conocimiento y servicio

Amo a nuestras Escuelas Católicas. Me hacen sentir orgullosos de esta Arquidiócesis. Cada año espero con interés la oportunidad de visitar a cada una de nuestras escuelas. En esta edición del Sooner Catholic queremos compartir algunas de las razones por las que estamos tan orgullosos de nuestras escuelas. En anticipación de la Semana de las Escuelas Católicas (26 de enero al 1 de febrero) se encuentra un suplemento especial en las páginas que siguen celebrando nuestras Escuelas Católicas como Comunidades de Fe, Conocimientos y Servicio. Esta celebración anual ofrece una oportunidad para afirmar, promover y renovar nuestro compromiso con la misión importante de la educación Católica.

La Iglesia en Estados Unidos ha sido bendecida con la red más fuerte de Escuelas Católicas de cualquier parte del mundo. Además de las muchas finas escuelas fundadas y atendidas por las congregaciones religiosas, nuestro sistema nacional de escuelas parroquiales Arquidiocesanas y Diocesanas no tiene igual.

Read more...

He shall be called Prince of Peace

“Glory to God in the highest and on earth peace to those on whom his favor rests,” (Lk. 2:14). The angels’ proclamation of the gift of peace, given in Christ, announces the fulfillment of the messianic promises cherished throughout the ages by God’s chosen people: “For to us a child is born, a son is given; and his name shall be called … Prince of Peace” (Is. 9:6).

The Christmas mystery celebrates God’s gift of peace. Peace has descended from heaven to earth. The Word has become flesh. God is with us. The order intended by God for his creation is finally realized in the person of Jesus of Nazareth, Son of God and Son of Mary. This profound communion between God and man is the source of genuine peace and reconciliation in our world.

The peace of Christ is the fruit of the Holy Spirit’s presence dwelling in our hearts. This deep experience of a peace that the world cannot give is the result of being reconciled to God and in right relationship with others.

Read more...

Será Llamado Príncipe de la Paz

"¡Gloria a Dios en las alturas! Y en la tierra, paz a los hombres amados por él." (Lc 2, 14). El anuncio angélico del don de la paz, dado en Cristo, anuncia el cumplimiento de las promesas mesiánicas apreciados a través de los tiempos por el pueblo elegido de Dios: “Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado… y se le da por nombre:… Príncipe de la paz”. (Is 9, 5)

El misterio de la Navidad celebra el regalo de la paz de Dios. La paz ha descendido del cielo a la tierra. El Verbo se ha hecho carne. Dios está con nosotros. El orden querido por Dios para su creación está finalmente realizado en la persona de Jesús de Nazaret, Hijo de Dios e Hijo de María. Esta profunda comunión entre Dios y el hombre es la fuente de la verdadera paz y la reconciliación en nuestro mundo.

La paz de Cristo es el fruto de la presencia del Espíritu Santo que habita en nuestros corazones. Esta profunda experiencia de una paz que el mundo no puede dar, es el resultado de ser reconciliados con Dios y en buena relación con los demás.

Read more...