PARA DIFUSIÓN INMEDIATA

Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos hace un llamado para ayudar a la Arquidiócesis de Oklahoma City en sus esfuerzos de recuperación por el tornado

WASHINGTON DC / OKLAHOMA CITY (23 de mayo de 2013) - El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos hizo ayer un llamado a los católicos en las parroquias de todo el país para responder a las necesidades de los residentes del centro de Oklahoma como consecuencia de los tornados devastadores del 19 y 20 de mayo.

En una carta, el Cardenal Timothy Dolan le pidió a todos los obispos de Estados Unidos a iniciar una colecta especial de fondos en sus diócesis para ayudar a los esfuerzos de recuperación por los tornados ocurridos en el centro de Oklahoma y para prepararse para futuras tormentas.

"Hoy les pido, queridos hermanos, a que animen a sus párrocos para hacer una colecta especial durante los meses de mayo y junio para ayudar en los esfuerzos de recuperación de las recientes tormentas en la Arquidiócesis de Oklahoma City y otros desastres naturales que la Iglesia en este país puede sufrir este año ", afirma la carta. "Solicito que ampliemos esta solicitud de fondos en anticipación de más desastres que posiblemente nos esperan este año dentro de la nación."

Los fondos recaudados en este recurso extraordinario por única vez para las tormentas y desastres del 2013 se utilizarán para apoyar los esfuerzos de la USCCB (Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos por sus siglas en inglés) y Caridades Católicas de los Estados Unidos, la agencia oficial de alivio interno de la Iglesia Católica en los Estados Unidos, para que puedan responder a las necesidades inmediatas de emergencia tales como agua, alimentos, refugio y atención médica, así como la necesidad a largo plazo para la reconstrucción después de la destrucción generalizada, según la carta.

 

El Arzobispo Pablo Coakley autorizó hoy esta colecta en la Arquidiócesis de Oklahoma City y exhortó a pastores y parroquias locales a participar. Los fondos recaudados a nivel local se utilizan localmente para beneficiar a residentes de Oklahoma que han sido afectados por los tornados, no sólo a los miembros de la arquidiócesis.

"El proceso de recuperación no será algo de cuestión de días o incluso de cuestión de semanas", dijo el Arzobispo Coakley. "Para las personas que han perdido su casa o a sus seres queridos, el proceso de reconstrucción llevará meses e incluso años. El pueblo de Oklahoma es resistente - pero la recuperación requiere, sin embargo, una gran variedad de recursos. "

"Como miembros de la familia, amigos y vecinos, de los que fueron afectados por los tornados de mayo en el centro de Oklahoma, los miembros de la Arquidiócesis de Oklahoma City tienen una razón especial para ser generosos con esta colecta", continuó el Arzobispo.

La Arquidiócesis de Oklahoma City es la Iglesia Católica en el centro y el oeste de Oklahoma. Somos seguidores de Jesucristo, el Hijo de Dios, que se hizo hombre hace más de 2000 años, quien proclamó el Reino de Dios, fue crucificado, murió y resucitó de entre los muertos. Su muerte y resurrección hace posible que nosotros hoy tengamos la esperanza de la vida eterna y nos dediquemos a las obras de misericordia.

###

Contacto: Tina Dzurisin

(405) 721-1810 ext. 120

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.