Papa Francisco Mensaje para la jornada mundial de oración por las vocaciones

Queridos hermanos y hermanas:
1. El Evangelio relata que «Jesús recorría todas las ciudades y aldeas… Al ver a las muchedumbres, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas “como ovejas que no tienen pastor”. Enton- ces dice a sus discípulos: “La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies”» (Mt 9,35-38). Estas palabras nos sorprenden, porque todos sabemos que primero es necesario arar, sembrar y cultivar para poder luego, a su debido tiempo, cosechar una mies abundante. Jesús, en cambio, afirma que «la mies es abundante». ¿Pero quién ha trabajado para que el resultado fuese así? La respuesta es una sola: Dios. Evidentemente el campo del cual habla Jesús es la humanidad, somos nosotros. Y la a- cción eficaz que es causa del «mucho fruto» es la gracia de Dios, la comunión con él (cf. Jn 15,5). Por tanto, la oración que Jesús pide a la Iglesia se refiere a la petición de incrementar el número de quienes están al servicio de su Reino. San Pablo, que fue uno de estos «colaboradores de Dios», se prodigó incansablemente por la causa del Evangelio y de la Iglesia. Con la conciencia de quien ha experimentado personalmente hasta qué punto es inescrutable la voluntad salvífica de Dios, y que la iniciativa de la gracia es el origen de toda vocación, el Apóstol recuerda a los cristianos de Corinto: «Vosotros sois campo de Dios» (1 Co 3,9). Así, primero nace dentro de nuestro corazón el asombro por una mies abundante que sólo Dios puede dar; luego, la gratitud por un amor que siempre nos precede; por último, la adoración por la obra que él ha hecho y que requiere nuestro libre compromiso de actuar con él y por él.

Read more...

Santos entre nosotros: Las Canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII

Por Norma Montenegro Flynn

El Domingo de la Divina Misericordia, el 27 de Abril, será un día de felicidad para millones de católicos que celebraran las canonizaciones del Papa Juan Pablo II y del Papa Juan XXIII.

Estas canonizaciones serán especiales para muchos de nosotros porque presenciaremos la elevación a la santidad de dos papas de nuestros tiempos.  Muchos de nosotros, de treinta años en adelante guardamos preciadas memorias del Papa Juan Pablo II y quienes sobrepasan los 50 años también puede que recuerden al Papa Juan XXIII.  Ellos serán santos que vivieron entre nosotros y con sus acciones nos han mostrado como es un santo.

Al menos 250,000 peregrinos se esperan que llenen la Plaza de San Pedro y áreas cercanas para ver la Misa histórica presidida por el Papa Francisco.  Ambos papas beatos nos han dejado grandes legados.

Read more...

Arquidiócesis tiene planes de establecer una nueva parroquia

Por el Equipo del Sooner Catholic

OKLAHOMA CITY (Marzo 27, 2014) — La Arquidiócesis de Oklahoma City ha firmado un contrato para comprar una propiedad en el sur de Oklahoma City con la intención de construir una nueva iglesia y, posiblemente, establecer una nueva parroquia para servir a los católicos hispanoparlantes en el sur de Oklahoma City, anunció el Arzobispo Pablo Coakley el 27 de marzo en una reunión con sacerdotes de la zona metropolitana.
“La comunidad latina a través de toda la Arquidiócesis, y todo el estado, continúa su rápido crecimiento y trae muchos, muchos dones a nuestra comunidad”, dijo el Arzobispo Coakley. “(Queremos ser) capaces de responder de forma adecuada y apropiada a las necesidades pastorales de esta creciente población.”
La acción se produce por la recomendación de un grupo de trabajo de la Arquidiócesis que se formó para hacer frente a la meta que la arquidiócesis había indicado de iniciar la implementación de un plan para aliviar el hacinamiento en las iglesias con poblaciones hispanas significativas en el área metropolitana de Oklahoma City para el 1 de mayo 2014.
El objetivo de aliviar el hacinamiento de la iglesia - o la Iniciativa Hispana Metropolitana - cae bajo la prioridad del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis, una de las tres prioridades establecidas en el marco de la visión general de la arquidiócesis de  “Vayan y Hagan Discípulos”. Tanto la visión y las tres prioridades de la arquidiócesis se distinguieron a través de un proceso de 13 meses que incluyó sesiones de escucha en toda la arquidiócesis.

Read more...

Pascua: ¿Tiempo o evento?

Por Padre Nerio Espinoza

Cada uno de los signos de Jesús expresa y muestra ante los ojos del creyente el acontecimiento de la pascua. Podríamos decir en resumidas cuentas que son tres las pruebas históricas, próximas a la fecha, sobre el evento de la pascua del Señor. Meditemos sobre cada una de ellas sin ser exhaustivos en el análisis pero si contemplativos en la mirada:

Solo hay trapos y un sudario. Realmente el sepulcro está vacío. En aquella hora quizá invada la soledad, pero comienza a nacer la cercanía ante una tumba removida. María Magdalena lo constató en aquella mañana. El discípulo amado de Jesús llegó primero y se postró en la puerta. Simón Pedro más lento decide entrar y verificar lo ocurrido. San Juan nos dice que no habían comprendido todavía la escritura (20: 1-9) y nos decimos: ¿se puede estar tan cerca de Jesús sin comprenderle? Una fue perdonada y salvada, los otros fueron sus seguidores contantes. ¿Cómo es que no sabían lo que él intentaba decirles todo este tiempo? Vemos aqui la descripción de la soledad humana, del desconcierto, del dolor y la duda. No obstante en medio de la agonía nace una luz, entre la fe viva y la no fe surge un estado de esperanza desde el cual comienza la alegría

Read more...

¡VIVE! La Resurrección de Jesús y Nuestra Vida Cristiana

Por Pedro A. Moreno, OP, MRE
Director del Ministerio Hispano

Al amanecer del tercer día, tempranito en la mañana, Jesús resucita de entre los muertos. ¡Jesús Vive! Resurrección no es lo mismo que resucitación. Resucitación, en el plano médico, es más apropiado para el que esta inconsciente o que ha sufrido un paro temporero de alguna parte de su sistema cardiovascular. Tenemos miles, sino millones, de casos de personas beneficiadas de un proceso se resucitación. Resurrección es más apropiado para una persona que lleva varias horas, o días, de estar real y verdadera muerta.  No hay muchos casos de estos y uno solo donde el resucitado vuelve a vivir con un cuerpo mejorado y más perfecto del que tuvo al momento de morir. Todos nos beneficiamos de la resurrección de uno, Jesús. Nuestro amor, Jesús, vive ahora entre nosotros para siempre.
Jesús estuvo real y verdaderamente muerto desde el viernes por la tarde, todo el día del sábado y parte de la mañana del domingo, pero ya no está muerto.  Jesús está completa y totalmente vivo después de estar completa y totalmente muerto.  Celebramos este triunfo de la vida sobre la muerte, celebramos el triunfo de la Pascua.
Jesús en el primer Domingo de Pascua, no es un fantasma, no es una visión o aparición espiritual, no es un sueño o la viva imaginación de unos cuantos. El Domingo de Pascua nos ofrece un Jesús Resucitado y no reanimado. Es una Resurrección física y real con un cuerpo transformado y mejorado. Se apareció a muchos incluyendo a los apóstoles y de manera significativa al incrédulo Santo Tomás que, después de dudar y en presencia de muchos testigos, tuvo una experiencia de Jesús vivo y presente con cuerpo físico y real.  Dichosos los que creen sin haber visto.

Read more...

La primera carta a los Corintios

En primer lugar os transmití lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce; que después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los que todavía la mayor parte viven, aunque otros ya murieron. Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles. Y en último término se me apareció también a mí, que soy como un aborto.
Ahora bien, si predicamos que Cristo ha resucitado de entre los muertos, ¿cómo andan diciendo algunos de vosotros que no hay resurrección de los muertos? Si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo resucitó; y si no resucitó Cristo, nuestra predicación es vana, y vana también vuestra fe. Si esos tuviesen razón, nosotros quedaríamos como testigos falsos de Dios, pues proclamamos que Dios resucitó a Cristo, cuando en realidad no lo habría resucitado, de ser verdad que los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana: seguís en vuestros pecados. Por tanto, también acabaron para siempre los que murieron creyendo en Cristo. Si nuestra esperanza en Cristo se limita sólo a esta vida, ¡somos las personas más dignas de compasión! ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicia de los que murieron.  Porque, así como por un hombre vino la muerte, también por un hombre viene la resurre- cción de los muertos. Pues del mismo modo que por Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo. Pero cada cual en su rango: Cristo como primicia; luego los de Cristo en su venida.
(Tomado de 1 de Corintios 15, 3 al 8 y 12 al 19, Escuela Bíblica y Arqueo- lógica de Jerusalén (2014-02-04). Biblia de Jerusalén, Edición para Kindle.)

Read more...

El papa: Durante Semana Santa, pregúntate a cuál personaje evangélico te pareces

Por Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) -- Precedido por jóvenes y clérigos ondeando altas ramas de palma, el papa Francisco comenzó sus liturgias de Semana Santa alentando a la gente a preguntarse a cuál personalidad de los relatos evangélicos de la pasión, muerte y resurrección de Jesús ellos se parecen.

"¿Dónde está mi corazón? ¿A cuál de estas personas me parezco más?", preguntó el papa Francisco el 13 de abril mientras celebraba la Misa de Domingo de Ramos de la Pasión del Señor.

Uniéndosele miles de jóvenes para la celebración local de la Jornada Mundial de la Juventud, el papa se apartó de su homilía preparada y en vez instó a la gente a asumir un ejercicio recomendado por san Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas: imaginarse como uno de los personajes de la historia evangélica.

Durante todas las liturgias de Semana Santa -- Domingo de Ramos, Jueves Santo, Viernes Santo, la Vigilia de Pascua y la Misa matutina de Pascua -- "nos haría bien hacernos una pregunta: ¿Quién soy, quién soy ante mi Señor?”, dijo el papa.

¿"Puedo expresar mi alegría, alabarlo?", preguntó el papa. "¿O mantengo distancia? ¿Quién soy ante Jesús, quien sufre?".

Read more...

Visita el Seminario

Arzobispo Coakley y Padre Joe Irwin, director de seminaristas, visitaron recientemente el Seminario Hispano de Santa María de Guadalupe en México donde el seminarista de la arquidiócesis Rodrigo Serna está estudiando. Los acompaña el director del seminario Padre Rodrigo Benitez Flores.

Se redujo a nada: La kénosis de Cristo

Por Pedro A. Moreno, OP, MRE
Director del Ministerio Hispano

“Él compartía la naturaleza divina, y no consideraba indebida la igualdad con Dios, sin embargo se redujo a nada, tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres. Y encontrándose en la condición humana, se rebajó a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”                      
(Filipenses 2, 6-, Biblia Latinoamericana)

Los versos de la Carta de San Pablo a los Filipenses nos abren la puerta al misterio de la “Kénosis” de Cristo. Diferentes versiones de la Biblia traducen el concepto de la “Kénosis” de maneras diferentes. La Biblia Latinoamericana nos dice que Cristo “se redujo” otras tradu- cciones dicen que Cristo “se anonadó”.  Esta idea griega es difícil de traducir y es contrario a nuestra cultura.
Si traducimos el concepto “Kénosis” al español con la palabra “anonadar” encontramos varios posibles significados: Reducir a la nada; Apocar, disminuir mucho algo; Humillar, abatir.
San Pablo nos está dejando ver que Cristo estableció el rebajarse y humillarse como elementos del camino de su amor redentor.  Cristo es plenamente hombre y plenamente Dios pero no lucia ni exhibía su divinidad ni buscaba la fama. La ostentación de su divinidad no fue parte de su vida. Jesucristo no gritaba ni anunciaba a los cuatros vientos “¡Mírenme soy Dios!”

Read more...

El misterio de la cruz es camino hacia la Resurrección

Por Padre John Mejia Munoz

Este recorrido de la Cuaresma, lo hemos venido haciendo desde el día miércoles de ceniza cuando fuimos marcados en la frente con el signo de Cruz, haciendo uso de la ceniza que fue sacada de las palmas consagradas el domingo de ramos del año pasado; lo cual nos permite valorar que en todo este peregrinar, la cruz de Jesucristo nuestro Salvador se convierte para los que creemos, seguimos y esperamos ser redimidos por Él, en la única opción que nos hace posible adentrarnos en el camino que conduce a la Resurrección.
Sin embargo, quizás como Pedro caemos en la tentación de saltarnos esta etapa de tomar parte en la cruz del Señor, por muchas y diversas razones humanas que nos llevan a conformarnos con llevar una espiritualidad simple y medio- cre, que no implique compromiso de ninguna índole, en una pala- bra, una conversión sin un franco arrepentimiento y disposición radical que nos lleve a un cambio de vida completo. Miremos el texto bíblico donde aparece reflejada esa actitud de Pedro frente a Jesús: “Desde entonces comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, y ser matado y resucitar al tercer día. Tomándole aparte Pedro, se puso a reprenderle diciendo: «¡Lejos de ti, Señor! ¡De ningún modo te sucederá eso!».

Read more...