Cuatro años después, un ejército de discípulos es enviado para compartir a Jesús

Escuela San Juan Diego gradúa su primera clase

Por Pedro A. Moreno, O.P.
Director, Oficina del Ministerio Hispano

El 7 de octubre de 2013, Memorial de Nuestra Señora del Rosario, es la fecha de publicación de la primera carta pastoral del Arzobispo Coakley, Vayan y Hagan Discípulos. Han transcurrido cuatro años desde la publicación de esta carta y la arquidiócesis celebró los frutos de una de las tres prioridades que se iniciaron hace tres años.

Al enfocarnos en esta prioridad del Ministerio Hispano la arquidiócesis se comprometió a:

A. Comenzar la implementación de un plan para aliviar el hacinamiento en las iglesias con significativa población hispana en el área metropolitana de Oklahoma City para el 1 de mayo de 2014.

B. Inscribir participantes en el primer curso de un programa de formación básica en la fe para adultos en español en la Arquidiócesis de Oklahoma City para el 1 de junio de 2014.

Estas prioridades se cumplieron a tiempo. El plan para aliviar el hacinamiento se ha combinado con el futuro santuario para el Beato Stanley Francis Rother, mientras que el primer programa de formación en fe de adultos en español se convirtió en la Escuela San Juan Diego.

La inscripción ocurrió hace tres años y después de un arduo plan de estudio Cristocéntrico que incluyó el Catecismo Católico de los Estados Unidos para Adultos, una introducción de un año a la Biblia y varios mini cursos de Cristología, Eclesiología y otros temas, la primera clase celebró su Misa de Graduación el 6 de septiembre con el Arzobispo Coakley.

Una sincera felicitación a todos los graduados de la Escuela San Juan Diego y como les recordó el arzobispo, deben regresar a sus parroquias, ayudar a sus pastores y seguir el llamado del Señor que nos dijo Vayan y Hagan Discípulos.