El papa va de puerta en puerta bendiciendo hogares pobres

Por Cindy Wooden
Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO – Como lo hacen párrocos en Italia durante la temporada de Pascua, el papa Francisco pasó la tarde del 19 de mayo de puerta en puerta bendiciendo hogares.
 
Continuando las visitas de los "Viernes de la Misericordia", que él comenzó durante el Año de la Misericordia, el papa Francisco escogió bendecir hogares humildes de vivienda pública en Ostia, suburbio de Roma en el Mar Mediterráneo.

La oficina de prensa del Vaticano dijo que padre Plinio Poncina, pastor de la parroquia Stella Maris, colocó rótulos el 17 de mayo anunciando que un sacerdote estaría visitando el vecindario para bendecir casas. Los rótulos, que indican una fecha y un horario, son comunes en Italia durante las semanas antes y después de la Pascua.
 
"Fue una gran sorpresa hoy cuando, en vez de un pastor, el que tocó los timbres de las puertas fue el papa Francisco", dijo la oficina de prensa. "Con gran sencillez él interactuó con las familias, bendijo docenas de apartamentos" y dejó rosarios para los residentes.
 
"Bromeando, él se disculpó por molestar a la gente, sin embargo les aseguró que había respetado la hora de silencio para la siesta después del almuerzo, según el rótulo colgado en la entrada del edificio", dijo la oficina de prensa.
 
Las visitas del papa a hospitales y hospicios, hogares de niños, centros de rehabilitación y otros lugares de cuidado fueron planificadas para el Año de la Misericordia como maneras para que el papa participara en las obras de misericordia corporales y espirituales.
 
Aunque el Año de la Misericordia terminó en noviembre, el papa retomó en marzo las visitas de los llamados "Viernes de Misericordia" cuando visitó un hogar y centro educativo para ciegos e incapacitados visuales.