El programa de visa U ofrece una opción para escapar del abuso

Por Sally Linhart
el Sooner Catholic

Entre los muchos servicios que Caridades Católicas de Oklahoma City proporciona a través del Departamento de Servicios Legales de Inmigración es la asistencia a personas indocumentadas que son víctimas de ciertos crímenes. En el año 2000, el congreso de los Estados Unidos creó el estatus no inmigrante U, llamada la visa U. La visa U está destinada a personas que han sufrido abusos y otros delitos y que son o serán muy beneficiosas a los funcionarios encargados de hacer cumplir las leyes y en la investigaciones y procesamiento de actividades delictivas.
 
Nancy Cardoza, directora de Servicios Legales de Inmigración para Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Oklahoma City, explicó que la visa tiene como propósito ayudar a salvar la brecha entre la policía y los inmigrantes indocumentados que son víctimas de crímenes.

"El visado U anima a estas personas a denunciar crímenes y ayudar a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en su investigación sin la preocupación de que sean deportados", dijo Cardoza.
 
Para calificar, se requiere que la víctima muestre pruebas de daño físico o mental sustancial, que el crimen ocurrió en los Estados Unidos, que la víctima ha asistido (o probablemente asistirá) a la policía en la investigación y enjuiciamiento del delito, con información útil sobre el crimen.
 
La visa U es temporera, y cuando se aprueba a un solicitante, el visado se otorga conjuntamente con un documento de autorización de empleo para que el individuo pueda obtener trabajo en los Estados Unidos. Aunque sólo es válido por cuatro años, el individuo tiene la opción de solicitar una tarjeta verde después de tres años y tomar las medidas para convertirse en un residente permanente legal. Algunos miembros de la familia pueden calificar también.
 
Después de que la persona haya tenido su tarjeta verde, residencia permanente, durante cinco años, ellos son elegibles para solicitar la ciudadanía de los Estados Unidos.
 
Sólo ciertos delitos se consideran elegibles para el programa.

"La lista incluye un gran número de crímenes calificativos, sin embargo, algunos de los crímenes más comunes vistos con los solicitantes de visas U son violencia doméstica, agresión sexual, violación y acoso", dijo Cardoza.
 
Un paso en el proceso de solicitud de visa U es que la víctima solicite un formulario I-918, que es típicamente firmada por una agencia encargada de hacer cumplir las leyes locales, estatales o federales que puede dar fe de la cooperación de la víctima.
 
El Congreso creó la visa U, no inmigrante, con la aprobación de la Ley de Protección de Víctimas de Trata y Violencia y la Ley de Protección de Mujeres Inmigrantes Maltratadas en octubre de 2000. La legislación tenía por objeto fortalecer la capacidad de las agencias policiacas para investigar y procesar casos de violencia doméstica, agresiones sexuales y la trata de personas, ofreciendo seguridad y protección a las víctimas.
 
Al igual que la visa U, el Congreso promulgó la "Ley de Violencia Contra la Mujer" en 2013. Esta ley, (VAWA por sus siglas en inglés) ofrece la misma protección a los inmigrantes indocumentados que han sido abusados por su cónyuge, hijos o padres y les permite auto-petición para el estado permanente legal Independientemente de ellos.

Sally Linhart es escritora independiente para el Sooner Catholic.


Para aplicar o aprender más acerca del
Programa Visa U,
Llame a Caridades Católicas al
(405) 523-3001 o (800) 375-8514
En línea visite: http//catholiccharitiesok.org/immigration