Tres sacerdotes que hablan español llegarán a la Arquidiócesis de este verano

Por Tina Korbe Dzurisin

Tres sacerdotes de una comunidad religiosa mexicana llegarán a la Arquidiócesis de Oklahoma City este verano para asumir el cuidado pastoral de la Iglesia Católica del Sagrado Corazón en Oklahoma City, anunció este mes el Arzobispo Pablo Coakley.

"Tenemos ambas una oportunidad y una responsabilidad para fortalecer nuestro cuidado pastoral de los católicos de lengua española, que representan el segmento de mayor crecimiento de la población católica en Oklahoma," dijo el arzobispo.


"La invitación para recibir a tres sacerdotes de la Confraternidad Sacerdotal de Operarios del Reino de Cristo en la arquidiócesis — y encomendarles el cuidado pastoral de la pa-rroquia del Sagrado Corazón — es un elemento de lo que será una respuesta pastoral más amplia," dijo el arzobispo.

Los sacerdotes — cuyos nombres el arzobispo no ha recibido aún — probablemente llegarán el o cerca del 1º de julio. Todos tienen el español como su primer idioma y por lo menos uno de ellos tendrá un buen dominio del inglés, según los términos del acuerdo entre la arquidiócesis y la confraternidad.

Los sacerdotes servirán en el Sagrado Corazón y dentro de la arquidiócesis con el permiso del arzobispo, pero también tendrán una superior local en su casa en Oklahoma City, así como a un superior regional  de la Confraternidad.

"Van a tener su propia vida comunitaria, pero serán integrados en el presbiterio de la arquidiócesis, así como a la cultura de la arquidiócesis y a la cultura de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús," dijo el Arzobispo Coakley.

El Sagrado Corazón tiene la población hispana más grande de cualquier parroquia de la arquidiócesis.

"Es una parroquia fuerte, vibrante y es el tipo de parroquia que creo que tal vez pueda benefi-ciarse más con este tipo de liderazgo pastoral," dijo el arzobispo. "Vamos a trabajar con la parroquia, la escuela y con los sacerdotes que vienen para facilitar una transición suave y completa tan pronto como sea posible."

El actual párroco del Sagrado Corazón el Padre Roberto Quant, quien caracteriza a los miembros de su parroquia como jóvenes y llenos de entusiasmo para aplicar la fe a la vida en los Estados Unidos, extendió una invitación a la confraternidad para enviar miembros a Oklahoma para visitar al Sagrado Corazón en mayo.

Mientras que los miembros de la confraternidad que harán la visita en ese entonces, no necesariamente serán los sacerdotes que llegaran a servir en la arquidiócesis de tiempo completo en julio, el viaje permitirá a los miembros de la confraternidad de probar el "sabor" de la parroquia y transmitir un sentir del Sagrado Corazón a sus hermanos sacerdotes, dijo el Padre Quant.

El director Arquidiocesano de la Oficina del Ministerio Hispano Pedro Moreno, quien trabajó con los miembros de la confraternidad en un trabajo anterior en Texas, dijo que él también hará lo que pueda para facilitar la transición.

"Queremos que estos sacerdotes se enamoren de Oklahoma City," dijo Moreno. "Vamos a hacer todo lo posible para asegurarnos de que esto suceda."

Cuando Moreno asumió el cargo de director del ministerio hispano hace siete meses, el arzobispo estaba llevando a cabo sesiones de escucha como parte de un proceso de 13 meses para discernir y proclamar una visión mutuamente compartida para la arquidiócesis.

A lo largo de las sesiones de escucha, los católicos hispano parlantes en todo el estado en repetidas ocasiones dijeron que quería ir a confesión, asesoramiento y dirección espiritual con sacerdotes que compartie-ran su lengua materna.

"El arzobispo esta comprometido a dar una respuesta pastoral adecuada a la creciente pre-sencia de nuestros hermanos y hermanas hispanos en la arquidiócesis," dijo Moreno.
El Padre Quant dijo lo mismo.

"El arzobispo como el padre espiritual de todas las personas de la arquidiócesis se está asegurando de que las necesidades de la comunidad hispana se están cumpliendo," dijo el Padre Quant.

La Confraternidad Sacerdotal de Operarios del Reino de Cristo, fundada en 1963 en México, bajo los auspicios de la Conferencia Episcopal Mexicana, celebra su 50º aniversario este año.

Según la ley canónica, la confraternidad no es una orden religiosa, sino "una sociedad de vida apostólica" -- una comunidad de sacerdotes que comparten una espiritualidad y un propósito común. En este caso, ese propósito es "responder a las necesidades misioneras de la Iglesia, proporcionando sacerdotes a las diócesis con más necesidad y (así) extender el Reino de Cristo," de acuerdo a Moreno.

La sociedad es "de derecho pontificio," lo que significa que la Santa Sede ha aprobado su constitución.

Tina Korbe Dzurisin es la directora de comunicaciones de la Arquidiócesis de Oklahoma City.