Hispanic Ministry

Oficina de Ministerio Hispano

El propósito de la Oficina de Ministerio Hispano es el de continuar la misión de Cristo particularmente la de la evangelización entre la gente Hispana que está bajo la autoridad y liderazgo del Arzobispo Coakley, quien apoya el crecimiento de la formación espiritual y administración de la Comunidad Católica de Habla Hispana en la Arquidiócesis  de Oklahoma City. Uno de sus ministerios más distinguidos es el de trabajar junto con parroquias, comunidades, grupos y familias para ayudarles en el crecimiento de su fe a través de grupos de trabajo,  estudios de biblia,  conferencias, programas de radio semanal, retiros de cursillo y renovación carismática. Esta oficina puede considerarse como un puente que remite a la gente Hispana a las distintas oficinas de la arquidiócesis en el centro pastoral. También es una fuente para todos los sacerdotes y lideres que estén trabajando con los hispanos en parroquias por toda la arquidiócesis. El ministerio de prisión incluye un programa de oratorio que es inmensamente valorado por los presos y personal de los centros de corrección. Nuestro sueño es trabajar unidos para propagar las enseñanzas de Jesús para crear líderes competentes y ayudar a que la gente tenga un mayor vínculo con Dios, con nuestro prójimo, con nuestra iglesia y con nuestra propia conciencia.

The Office for Hispanic Ministry follows the mission of Christ particularly the evangelization among the Hispanic people under the authority and leadership of Archbishop Coakley, who supports the growth of spiritual formation and administration of the Spanish Speaking Catholic Community in the Archdioceses of Oklahoma City. One of its most relevant ministries is to work closely with the Hispanic parishes, communities, groups and families to help them grow in their faith through workshops, bible studies, conferences, weekly radio programs, cursillo and charismatic renewal retreats. This office can be considered as a bridge that brings Hispanic people to the different archdiocesan offices in the pastoral center. It is also a resource to all priests and leaders who are working with Hispanics in parishes throughout the archdiocese. The prison ministry includes a chapel program which is greatly appreciated by the inmates and staff of the correctional centers. Our dream is to work together and spread Jesus’ teachings to create competent leaders and to help people have a stronger bond with God, our fellow human being, with our church and with our individual conscience.

 

Cuatro años después, un ejército de discípulos es enviado para compartir a Jesús

Escuela San Juan Diego gradúa su primera clase

Por Pedro A. Moreno, O.P.
Director, Oficina del Ministerio Hispano

El 7 de octubre de 2013, Memorial de Nuestra Señora del Rosario, es la fecha de publicación de la primera carta pastoral del Arzobispo Coakley, Vayan y Hagan Discípulos. Han transcurrido cuatro años desde la publicación de esta carta y la arquidiócesis celebró los frutos de una de las tres prioridades que se iniciaron hace tres años.

Al enfocarnos en esta prioridad del Ministerio Hispano la arquidiócesis se comprometió a:

A. Comenzar la implementación de un plan para aliviar el hacinamiento en las iglesias con significativa población hispana en el área metropolitana de Oklahoma City para el 1 de mayo de 2014.

B. Inscribir participantes en el primer curso de un programa de formación básica en la fe para adultos en español en la Arquidiócesis de Oklahoma City para el 1 de junio de 2014.

Estas prioridades se cumplieron a tiempo. El plan para aliviar el hacinamiento se ha combinado con el futuro santuario para el Beato Stanley Francis Rother, mientras que el primer programa de formación en fe de adultos en español se convirtió en la Escuela San Juan Diego.

La inscripción ocurrió hace tres años y después de un arduo plan de estudio Cristocéntrico que incluyó el Catecismo Católico de los Estados Unidos para Adultos, una introducción de un año a la Biblia y varios mini cursos de Cristología, Eclesiología y otros temas, la primera clase celebró su Misa de Graduación el 6 de septiembre con el Arzobispo Coakley.

Una sincera felicitación a todos los graduados de la Escuela San Juan Diego y como les recordó el arzobispo, deben regresar a sus parroquias, ayudar a sus pastores y seguir el llamado del Señor que nos dijo Vayan y Hagan Discípulos.